La elegancia francesa atrae a los turistas

El país galo es una de las alternativas más sugerentes de toda Europa. De hecho, conseguir vuelos baratos a Francia, dado el tráfico de vuelo y pasajeros que tiene el país, es de lo más sencillo. Ciudades como París, Reims, Lyon, Marsella, Montpellier o Nantes reciben cada año miles de visitantes dispuestos a empaparse de la cultura francesa. Pese a que la capital es lo más solicitado para cualquier turista gracias a la historia y monumentos que se encuentran por cada una de sus calles, el resto de ciudades también tienen mucho que contar en lo que a la historia del continente se refiere. Hablar de la gastronomía francesa es hacerlo de pequeños bocados de arte. Si hay algo por lo que ha destacado siempre es por estar a la vanguardia en este campo, siendo referente no sólo en Europa sino en el mundo entero. La moda es también una seña de identidad de Francia. Por las calles parisinas y sus escaparates se pueden intuir las tendencias que se verán por todo el mundo. Si en algo ha tenido importancia Francia a lo largo de su historia es a nivel político e histórico. Muestra de ello se encuentra en castillos, iglesias, palacios y museos que salpican cada una de sus ciudades. Su propio idioma ha sido desde tiempos inmemoriales signo de distinción y elegancia. No en vano, junto con el inglés, es el idioma diplomático por excelencia.

This entry was posted in Viajes.