Disfruta del Camino de Santiago sin pesos innecesarios

El Camino de Santiago es una experiencia única que todos deberíamos de disfrutar al menos una vez en la vida, aunque tan solo sea en alguno de sus tramos. Solo con recorrer los últimos cien km a pie o a caballo o doscientos en bicicleta ya es suficiente para obtener la Compostelana, la acreditación que de peregrino.
El Camino de Santiago está compuesto por al menos cuatro rutas principales y muchas secundarias que cruzan por toda Europa y atraviesan la península por varios puntos aunque la más transitada es el llamado Camino Francés que viene desde ese país y se considera una de las más antiguas.
Además de lugares religiosos como iglesias o monasterios, en cualquiera de las rutas se pueden conocer diferentes pueblos y ciudades, disfrutar de maravillosas vistas o, simplemente, relajarse en un ambiente tranquilo y natural.
Para realizar el Camino hay que planificar bien cada ruta, para reservar plaza en los albergues ya que de otro modo quizás no haya una plaza disponible en el momento de llegar. Es importante fijarse siempre objetivos realistas que permitan disfrutar de cada tramo sin agobios ni prisas.
Muchas personas, precisamente para evitar apurarse, planifican el Camino en varios viajes diferentes, realizando una parte de la ruta de cada vez. De esta forma aprovechan unas pequeñas vacaciones o un puente para volver a caminar en el punto en el que lo dejaron.
Una de las cosas que pueden agobiar de verdad al viajero es el peso de la mochila. En ella van muchas cosas que no necesitamos a lo largo del día, como el saco de dormir o las mudas de ropa y que suponen un gran peso. ¿No sería fantástico poder disfrutar de la ruta mucho más ligeros y tener la mochila esperando, por la noche, en el punto de destino?
Pues eso es lo que ofrecen algunas empresas de transporte de mochilas Camino de Santiago. Recogen tu mochila en el albergue del que partes y cuando llegas a destino, la tienes esperándote. Por el camino, solo necesitas llevar una mochila más pequeña con lo que necesitas para el viaje.
Esto hará tu camino mucho más llevadero y además, te permitirá disfrutar de todo lo que ofrece sin sentirte en todo momento bajo la presión del peso de tu mochila que parece pesar más y más según avanza el viaje y estás más cansado.

This entry was posted in Viajes.