Decoración: ¿obra seca o reforma?

A la hora de cambiar la decoración de nuestra casa en ocasiones podemos limitarnos a lo que se conoce como obra seca, una reforma parcial que cambia el aspecto de una o varias habitaciones de la casa manteniendo un presupuesto moderado, de forma limpia, rápida y casi sin ruidos: por ejemplo, se puede reformar una cocina pintando sobre los azulejos ya existentes con pinturas especiales que dan la sensación de pared lisa y colocando un suelo nuevo sin eliminar el anterior. Un cambio de encimera, una iluminación diferente con nuevas lámparas y linestras colocadas bajo los armarios altos, tiradores nuevos para las puertas…

Pero no siempre podemos solucionar los problemas de una vivienda recurriendo a la obra seca: si la casa tiene además problemas de fontanería, calefacción o electricidad, si el consumo eléctrico se dispara por un mal aislamiento térmico, si hay suelos deteriorados, humedades o si se quiere cambiar la distribución de las habitaciones, es el momento de plantearse reformas integrales que incluyan demolición, electricidad, fontanería, climatización, revestimientos, carpintería (metálica y de madera), pintura y decoración.
Antes de decidirte por una de las dos, lo más importante es tener claro cuáles son las necesidades reales de las personas que habitan la vivienda, qué cambios son imprescindibles para hacer la casa más funcional y cuáles son opcionales. Piensa que si no tienes claro qué es lo que de verdad necesitas, puede darse el caso de que en pocos meses te des cuenta de que deberías haber hecho las cosas de otra forma.
Una vez que hecho esto, contacta con al menos tres profesionales o empresas especializadas en reformas. Cuéntales que es lo que habías pensado, por qué has decidido hacer estos cambios, deja que visiten tu casa, hagan un proyecto, elaboren un presupuesto detallado. Valora las soluciones que cada uno te aporta: no tengas miedo de decir claramente que algo no te gusta, pero ten la mente abierta a las ideas que te propongan. Es su trabajo, lo conocen mejor que tú y pueden evitar que tomes decisiones equivocadas que pueden costarte mucho tiempo y dinero.