Un autónomo ¿con necesidades de empresa?

Seguro que cualquier autónomo que lea esto ha tenido que escuchar alguna vez que es estupendo eso de ser el propio jefe. Generalmente, lo escucha de las mismas personas que cuando necesitan alguno de sus servicios lo piden alegremente, como un favor personal, sin pararse dos veces a pensar que es su profesión y que sus conocimientos y actuaciones tienen un precio.
Pero si ya es bastante molesto que los amigos y la gente de a pie no entiendan que un autónomo es un profesional al que le cuesta llegar a fin de mes quizás más que a otras personas, la guinda está cuando al intentar contratar un servicio lo consideran una empresa y le obligan a contratar cosas que no necesita en absoluto.
Un ejemplo son las compañías de teléfono que le explican que si es autónomo tienen ofertas muy buenas para él para a continuación intentar venderles una conexión de tantos megas que el número casi marea, sobre todo cuando ese profesional no trabaja en Internet ni con temas informáticos y solo tiene un ordenador de mesa normal y corriente y, en el mejor de los casos, un portátil.
Esos sistemas informáticos con los que trabajan no necesitan de conexión de alta velocidad pero en muchos casos contienen información vital para el autónomo, sobre todo si no trabaja con una gestoría. Las facturas, que en muchos casos son electrónicas y no tienen copia en papel, los datos de todos los clientes o proyectos que hay que presentarles son algunas de las cosas que se suelen guardar en un ordenador.
Y aquí volvemos al problema de origen, ¿qué sucede cuando se quieren contratar servicios de mantenimiento informático Rivas Vaciamadrid</strong> para poder estar seguro de que si algo falla en su ordenador será reparado rápidamente? Pues que nuevamente, en muchos sitios se le da trato de empresa y precios de empresa imposibles de pagar.
Pero ese autónomo solo necesita un soporte mínimo, unos servicios básicos como revisar el ordenador para asegurarse de que no hay virus, instalar los programas que se necesitan y realizar alguna reparación de vez en cuando. Por eso, es muy importante revisar bien las ofertas de los servicios de mantenimiento hasta encontrar una que realmente tenga en cuenta las necesidades de un autónomo.
Por suerte, cada vez más empresas comienzan a tener en cuenta a este tipo de trabajadores, los grandes olvidados en más de un terreno.