Algunos datos sobre la historia del caviar

Vamos a conocer algunas curiosidades sobre la historia del caviar que seguro que resultan interesantes para la mayoría de los amantes de este producto. Para empezar, hablemos sobre su origen, el primer pueblo del que se tiene constancia que consumía caviar es el persa. Ellos fueron los primeros en consumir las huevas del esturión y no solo su carne, en la creencia de que les otorgaba fortaleza física. No fueron el único pueblo que atribuyó al caviar diferentes propiedades, ya que los romanos creían te tenía la propiedad de curar determinadas enfermedades y en Rusia se utilizó como nutriente en los días en los que no se podía comer carne o se debía de ayunar. Todo esto nos ayuda a ver que desde la antigüedad, el caviar fue muy valorado, aunque más que por su sabor lo era por considerarlo un alimento muy vigorizante y nutritivo. Al ser un producto escaso, solo las clases altas podían optar a su consumo, por lo que desde el principio de la historia del caviar, este alimento estuvo relacionado con la riqueza y el lujo.
Fueron los rusos que habían dejado su tierra tras la revolución los que comenzaron a extender su consumo por el mundo a principios del siglo XX. Una curiosidad sobre la historia del caviar, radica que en algunos actos sociales en los que se ofrecía este producto, se colocaban escupideras en previsión del rechazo que podía causar en aquellos paladares no acostumbrados a su sabor fuerte y salado, tan a mar. Sin embargo, al ser un signo de distinción, todos querían probarlo y ser de la élite que podía ofrecerlo en sus fiestas y recepciones. Eran los felices años veinte y la gente adoraba el lujo y el glamour. En nuestros días y gracias a las producciones de esturión en piscifactorías, el caviar ha dejado de ser el carísimo lujo de antaño para ponerse al alcance de casi todas las mesas.

This entry was posted in Caviar.