La decoración en las habitaciones de los hijos

Llega un momento en que los más pequeños de la casa crecen y comienzan a tomar sus propias decisiones sobre la decoración de sus habitaciones. Puede que a los padres no les parezcan muy ‘decorativas’ algunas de sus soluciones, pero es mejor no meterse… No obstante, podemos echarles una mano para dar forma a lo que tienen en mente, que seguro que lo agradecerán.
La decoración con vinilo, por ejemplo, es una solución muy interesante para crear dibujos atractivos y personalizados. Lo mismo puede decirse del estor juvenil. En el primer caso la variedad de soluciones es amplísima. No cabe duda de que estamos en la época del vinilo. Este tipo de decoración permite una libertad casi absoluta.
Muchas tiendas, también online, están especializándose en esta clase de decoración. En sus catálogos ofrecen infinidad de ideas. Pero lo bueno del vinilo es que podemos ponernos creativos y decidir exactamente lo que queremos. Por eso, a muchos jóvenes les atrae la idea del vinilo y de colocar un dibujo que haga referencia a alguna de sus pasiones: un deporte, música, cine, etc.
Si vamos a ser nosotros quién decidamos el diseño, la decoración va a ser un poco más cara, pero merece la pena. Con una decoración personalizada la habitación ganará carácter y nuestro hijo sentirá que su habitación es más representativa. Lo mismo se puede decir del estor juvenil. Un estor puede cumplir la misma función que una pared decorada con vinilo.
Actualmente existen muchas ofertas de estores decorados con frases o imágenes. Tan solo tenemos que decidir lo que queremos imprimir sobre el estor y la habitación pasará a ser un lugar de lo más especial. Además, la variedad de tejidos, colores y tipos de estor permiten escoger exactamente lo que buscamos.
Tal vez no debamos dejar que los hijos hagan lo que les dé la gana con su habitación. Pero si les ayudamos dándoles ideas como sucede con los vinilos o los estores, es muy posible que a la hora de limpiar la habitación se sientan un poco más responsables. Y eso también es una ayuda para nosotros.

La avena, entre los alimentos con mayor concentración de estrógenos

Los estrógenos son un tipo de hormona femenina que es la que hace que el desarrollo femenino se da de la forma en la que se da y no de otra, mientras que los hombres tienen otro tipo de hormonas que son los andrógenos y que hacen la misma función que los estrógenos en las mujeres. Aunque esta hormona la podemos encontrar de manera natural e inherente en nuestro cuerpo, lo cierto es que también hay diversos alimentos que son ricos en este tipo de hormonas por lo que al consumirlos podremos ayudar a nuestro cuerpo de la producción de estrógenos.

Por regla general, todos los alimentos que consumimos bien por decisión propia bien por obligaciones o recomendaciones de cualquier tipo, tienen un efecto inmediato en nuestros cuerpos. Estas reacciones experimentadas en nuestro cuerpo en general también se dan sobre todo con el consumo de estrógenos en el crecimiento de nuestro pecho.

Debemos tener en cuenta la cantidad de estrógenos que pueda contener cada uno de los alimentos ya que, aunque es bueno ayudar a nuestro cuerpo, si los consumimos en excesos el cuerpo puede dejar de fabricarlos de manera natural. Para aumentar el tamaño de nuestro pecho uno de los alimentos que debemos tener en cuenta es la soya, así como diversos productos lácteos que contienen y alto porcentaje de estrógenos que son naturales por lo que afectan a nuestro cuerpo de manera positiva.

Otros alimentos a tener en cuenta son algunos básicos como las semillas de girasol o calabaza, así como el anís. Los frijoles y el pan de trigo integral, así como la avena aportan fibra y elementos que nos ayudan a aumentar el tamaño de nuestro pecho. Por otra parte, debemos de tener siempre en cuenta lo importante que es consumir frutas diariamente para mantener nuestra salud.

Se acabaron los tuppers: ensaladas en tarro para llevar al trabajo

Si no has probado las ensaladas en tarro de cristal no sabes lo que te estás perdiendo. Son una alternativa perfecta a los aburridos y casi siempre anti estéticos tuppers, en la que la comida no solo sabe mejor sino que se ve mucho más bonita. También comemos con los ojos, no lo olvides.
Cuando esto de la comida en tarros de cristal empezó a convertirse en una moda en los blogs norteamericanos no le presté demasiada atención, pero hace unas semanas conseguí un juego de tarros de cristal San Ignacio gracias a central lechera club, el programa de central lechera asturiana que te permite conseguir productos sumando puntos por tus compras en productos de la marca. Eran tan bonitos que de inmediato pensé que tenía que probar alguna de esas recetas tan coloridas y en pocos días era ya una tarrera convencida.
Cómo preparar una ensalada en tarro
Disponer las distintas capas de una ensalada en tarro tiene su arte y se hace no solo pensando en la estética sino en conseguir que todos los ingredientes se conserven de forma óptima
La vinagreta o las salsas, en el fondo
Empieza con la salsa de tu ensalada y ponla en el fondo del tarro. Puede ser una simple vinagreta o una salsa más elaborada. ¿Por qué en el fondo? Para que no se mezcle con el resto de los ingredientes hasta el momento en que vayas a comer
Las capas intermedias
Coloca a continuación los ingredientes que puedan estar en contacto con la vinagreta durante unas horas sin ablandarse o ponerse mustios. Legumbres, verduras crudas como la zanahoria, el pepino, la cebolla… Continúa con todo lo que no sea lechuga (pasta, brotes, germinados, semillas), presionando las capas para que queden compactas
Por último, la lechuga, canónigos, rúcula
Termina con las verduras de hoja, pequeños tozos de queso y las nueces o frutos secos. Estos ingredientes solo recibirán el aliño en el momento que tu agites el frasco, por lo que no se estropearán.
¿Sabías que cuando un plato tiene un aspecto poco atractivo hay muchas más probabilidades de que sientas la necesidad de picotear menos de una hora después de esa comida? Una comida que alimenta también a tu vista te ayudará a mantenerte alejada de la máquina de vending de la oficina.