La decoración en las habitaciones de los hijos

Llega un momento en que los más pequeños de la casa crecen y comienzan a tomar sus propias decisiones sobre la decoración de sus habitaciones. Puede que a los padres no les parezcan muy ‘decorativas’ algunas de sus soluciones, pero es mejor no meterse… No obstante, podemos echarles una mano para dar forma a lo que tienen en mente, que seguro que lo agradecerán.
La decoración con vinilo, por ejemplo, es una solución muy interesante para crear dibujos atractivos y personalizados. Lo mismo puede decirse del estor juvenil. En el primer caso la variedad de soluciones es amplísima. No cabe duda de que estamos en la época del vinilo. Este tipo de decoración permite una libertad casi absoluta.
Muchas tiendas, también online, están especializándose en esta clase de decoración. En sus catálogos ofrecen infinidad de ideas. Pero lo bueno del vinilo es que podemos ponernos creativos y decidir exactamente lo que queremos. Por eso, a muchos jóvenes les atrae la idea del vinilo y de colocar un dibujo que haga referencia a alguna de sus pasiones: un deporte, música, cine, etc.
Si vamos a ser nosotros quién decidamos el diseño, la decoración va a ser un poco más cara, pero merece la pena. Con una decoración personalizada la habitación ganará carácter y nuestro hijo sentirá que su habitación es más representativa. Lo mismo se puede decir del estor juvenil. Un estor puede cumplir la misma función que una pared decorada con vinilo.
Actualmente existen muchas ofertas de estores decorados con frases o imágenes. Tan solo tenemos que decidir lo que queremos imprimir sobre el estor y la habitación pasará a ser un lugar de lo más especial. Además, la variedad de tejidos, colores y tipos de estor permiten escoger exactamente lo que buscamos.
Tal vez no debamos dejar que los hijos hagan lo que les dé la gana con su habitación. Pero si les ayudamos dándoles ideas como sucede con los vinilos o los estores, es muy posible que a la hora de limpiar la habitación se sientan un poco más responsables. Y eso también es una ayuda para nosotros.

La avena, entre los alimentos con mayor concentración de estrógenos

Los estrógenos son un tipo de hormona femenina que es la que hace que el desarrollo femenino se da de la forma en la que se da y no de otra, mientras que los hombres tienen otro tipo de hormonas que son los andrógenos y que hacen la misma función que los estrógenos en las mujeres. Aunque esta hormona la podemos encontrar de manera natural e inherente en nuestro cuerpo, lo cierto es que también hay diversos alimentos que son ricos en este tipo de hormonas por lo que al consumirlos podremos ayudar a nuestro cuerpo de la producción de estrógenos.

Por regla general, todos los alimentos que consumimos bien por decisión propia bien por obligaciones o recomendaciones de cualquier tipo, tienen un efecto inmediato en nuestros cuerpos. Estas reacciones experimentadas en nuestro cuerpo en general también se dan sobre todo con el consumo de estrógenos en el crecimiento de nuestro pecho.

Debemos tener en cuenta la cantidad de estrógenos que pueda contener cada uno de los alimentos ya que, aunque es bueno ayudar a nuestro cuerpo, si los consumimos en excesos el cuerpo puede dejar de fabricarlos de manera natural. Para aumentar el tamaño de nuestro pecho uno de los alimentos que debemos tener en cuenta es la soya, así como diversos productos lácteos que contienen y alto porcentaje de estrógenos que son naturales por lo que afectan a nuestro cuerpo de manera positiva.

Otros alimentos a tener en cuenta son algunos básicos como las semillas de girasol o calabaza, así como el anís. Los frijoles y el pan de trigo integral, así como la avena aportan fibra y elementos que nos ayudan a aumentar el tamaño de nuestro pecho. Por otra parte, debemos de tener siempre en cuenta lo importante que es consumir frutas diariamente para mantener nuestra salud.

Se acabaron los tuppers: ensaladas en tarro para llevar al trabajo

Si no has probado las ensaladas en tarro de cristal no sabes lo que te estás perdiendo. Son una alternativa perfecta a los aburridos y casi siempre anti estéticos tuppers, en la que la comida no solo sabe mejor sino que se ve mucho más bonita. También comemos con los ojos, no lo olvides.
Cuando esto de la comida en tarros de cristal empezó a convertirse en una moda en los blogs norteamericanos no le presté demasiada atención, pero hace unas semanas conseguí un juego de tarros de cristal San Ignacio gracias a central lechera club, el programa de central lechera asturiana que te permite conseguir productos sumando puntos por tus compras en productos de la marca. Eran tan bonitos que de inmediato pensé que tenía que probar alguna de esas recetas tan coloridas y en pocos días era ya una tarrera convencida.
Cómo preparar una ensalada en tarro
Disponer las distintas capas de una ensalada en tarro tiene su arte y se hace no solo pensando en la estética sino en conseguir que todos los ingredientes se conserven de forma óptima
La vinagreta o las salsas, en el fondo
Empieza con la salsa de tu ensalada y ponla en el fondo del tarro. Puede ser una simple vinagreta o una salsa más elaborada. ¿Por qué en el fondo? Para que no se mezcle con el resto de los ingredientes hasta el momento en que vayas a comer
Las capas intermedias
Coloca a continuación los ingredientes que puedan estar en contacto con la vinagreta durante unas horas sin ablandarse o ponerse mustios. Legumbres, verduras crudas como la zanahoria, el pepino, la cebolla… Continúa con todo lo que no sea lechuga (pasta, brotes, germinados, semillas), presionando las capas para que queden compactas
Por último, la lechuga, canónigos, rúcula
Termina con las verduras de hoja, pequeños tozos de queso y las nueces o frutos secos. Estos ingredientes solo recibirán el aliño en el momento que tu agites el frasco, por lo que no se estropearán.
¿Sabías que cuando un plato tiene un aspecto poco atractivo hay muchas más probabilidades de que sientas la necesidad de picotear menos de una hora después de esa comida? Una comida que alimenta también a tu vista te ayudará a mantenerte alejada de la máquina de vending de la oficina.

Disfruta del Camino de Santiago sin pesos innecesarios

El Camino de Santiago es una experiencia única que todos deberíamos de disfrutar al menos una vez en la vida, aunque tan solo sea en alguno de sus tramos. Solo con recorrer los últimos cien km a pie o a caballo o doscientos en bicicleta ya es suficiente para obtener la Compostelana, la acreditación que de peregrino.
El Camino de Santiago está compuesto por al menos cuatro rutas principales y muchas secundarias que cruzan por toda Europa y atraviesan la península por varios puntos aunque la más transitada es el llamado Camino Francés que viene desde ese país y se considera una de las más antiguas.
Además de lugares religiosos como iglesias o monasterios, en cualquiera de las rutas se pueden conocer diferentes pueblos y ciudades, disfrutar de maravillosas vistas o, simplemente, relajarse en un ambiente tranquilo y natural.
Para realizar el Camino hay que planificar bien cada ruta, para reservar plaza en los albergues ya que de otro modo quizás no haya una plaza disponible en el momento de llegar. Es importante fijarse siempre objetivos realistas que permitan disfrutar de cada tramo sin agobios ni prisas.
Muchas personas, precisamente para evitar apurarse, planifican el Camino en varios viajes diferentes, realizando una parte de la ruta de cada vez. De esta forma aprovechan unas pequeñas vacaciones o un puente para volver a caminar en el punto en el que lo dejaron.
Una de las cosas que pueden agobiar de verdad al viajero es el peso de la mochila. En ella van muchas cosas que no necesitamos a lo largo del día, como el saco de dormir o las mudas de ropa y que suponen un gran peso. ¿No sería fantástico poder disfrutar de la ruta mucho más ligeros y tener la mochila esperando, por la noche, en el punto de destino?
Pues eso es lo que ofrecen algunas empresas de transporte de mochilas Camino de Santiago. Recogen tu mochila en el albergue del que partes y cuando llegas a destino, la tienes esperándote. Por el camino, solo necesitas llevar una mochila más pequeña con lo que necesitas para el viaje.
Esto hará tu camino mucho más llevadero y además, te permitirá disfrutar de todo lo que ofrece sin sentirte en todo momento bajo la presión del peso de tu mochila que parece pesar más y más según avanza el viaje y estás más cansado.

Decoración: ¿obra seca o reforma?

A la hora de cambiar la decoración de nuestra casa en ocasiones podemos limitarnos a lo que se conoce como obra seca, una reforma parcial que cambia el aspecto de una o varias habitaciones de la casa manteniendo un presupuesto moderado, de forma limpia, rápida y casi sin ruidos: por ejemplo, se puede reformar una cocina pintando sobre los azulejos ya existentes con pinturas especiales que dan la sensación de pared lisa y colocando un suelo nuevo sin eliminar el anterior. Un cambio de encimera, una iluminación diferente con nuevas lámparas y linestras colocadas bajo los armarios altos, tiradores nuevos para las puertas…

Pero no siempre podemos solucionar los problemas de una vivienda recurriendo a la obra seca: si la casa tiene además problemas de fontanería, calefacción o electricidad, si el consumo eléctrico se dispara por un mal aislamiento térmico, si hay suelos deteriorados, humedades o si se quiere cambiar la distribución de las habitaciones, es el momento de plantearse reformas integrales que incluyan demolición, electricidad, fontanería, climatización, revestimientos, carpintería (metálica y de madera), pintura y decoración.
Antes de decidirte por una de las dos, lo más importante es tener claro cuáles son las necesidades reales de las personas que habitan la vivienda, qué cambios son imprescindibles para hacer la casa más funcional y cuáles son opcionales. Piensa que si no tienes claro qué es lo que de verdad necesitas, puede darse el caso de que en pocos meses te des cuenta de que deberías haber hecho las cosas de otra forma.
Una vez que hecho esto, contacta con al menos tres profesionales o empresas especializadas en reformas. Cuéntales que es lo que habías pensado, por qué has decidido hacer estos cambios, deja que visiten tu casa, hagan un proyecto, elaboren un presupuesto detallado. Valora las soluciones que cada uno te aporta: no tengas miedo de decir claramente que algo no te gusta, pero ten la mente abierta a las ideas que te propongan. Es su trabajo, lo conocen mejor que tú y pueden evitar que tomes decisiones equivocadas que pueden costarte mucho tiempo y dinero.

¿Es el caviar tan bueno o es cuestión de esnobismo?

Hay personas en el mundo dispuesta a pagar auténticas fortunas por una mínima cantidad de caviar de un tipo determinado. ¿Es realmente tan bueno? ¿Son estas personas auténticos esnobs?
Para empezar, hay que ponerlo todo en su contexto. Las persona que están dispuestas a pagar auténticas fortunas por el caviar son multimillonarios forrados de petrodólares para los cuales, el precio de este producto no supone más que lo que puede suponernos a nosotros el adquirir una barra de pan.
Hay muy poca cantidad de determinados caviares y una alta demanda en proporción, así que su altísimo precio no tiene que ver solo con su calidad, sino con las condiciones del mercado y la consabida ley de la oferta y la demanda.
Por tanto, no es que estas personas gasten lo que no tienen para conseguir un producto altamente maravilloso, son personas que pueden permitirse comprar algo muy bueno, de lo que hay muy poco y por tanto aumenta su valor
También existe el caviar procedente de piscifactorías. Aunque todavía no es suficiente para cubrir toda la demanda que hay de este producto, este caviar ha ayudado a que los mercados se surtan de huevas de esturión. Producen caviar de diferentes calidades, incluidas algunas de las mejores del mundo.
Dado que es más abundante que el caviar salvaje, este producto puede costar la mitad sin que esa reducción en el precio sea proporcional a la reducción de calidad que para nada se produce. Esto permite que más gente pueda comprar caviar y probarlo, especialmente los caviares de calidad media, deliciosos pero sin alcanzar las cotas de los más exigentes.
Entonces ¿vale lo que cuesta? Sí, el caviar vale lo que cuesta si tenemos en cuenta que cualquier producto vale lo que alguien esté dispuesto a pagar por él, ni más ni menos. Pero, ¿se paga porque el producto lo merece o por poder presumir de tenerlo? En el caso del caviar es evidente que ambos factores existen.
Hay personas que sienten auténtico deleite por el caviar y que hacen un esfuerzo por comprar un bote de su variedad favorita para degustarla en privado, como un capricho personal o un premio que se otorgan. Otras, no aprecian especialmente este producto pero saben que quedarán socialmente muy bien si lo incluyen en sus cocteles y celebraciones.
Cada persona tiene sus razones para comprar el caviar, pero ahora, gracias al caviar de piscifactoría, lo que no hay son razones para no comprarlo y probarlo, al menos una vez.

¿Qué te aporta un Master en Direccion de Marketing?

El Máster Dirección de Marketing está pensado para todas aquellas personas que quieran trabajar en los departamentos de Marketing de las empresas más importantes, dirigiendo grupos de trabajo y estando capacitados para puestos de dirección.
Además de completar los conocimientos previos en Marketing, el alumno también aprenderá todo lo relacionado con la dirección de grupos de trabajo y las herramientas que lo capacitarán como un buen líder y con madera de directivo, a tener en cuenta para todas las promociones y ascensos que tengan lugar en la empresa.
La realización de este Master es un punto a favor en el currículum de cualquier aspirante a conseguir el éxito en su carrera profesional dentro del mundo del Marketing.
Las maneras de realizar un Master en Dirección de Marketing son principalmente tres:
-De forma presencial: es la manera tradicional de realizar cualquier estudio. Se paga una matrícula que da derecho a acudir a las clases presenciales. Si no se vive en la ciudad en la que se cursa el Máster el alumno deberá de pagar los desplazamientos y la estancia por su cuenta. Compartirá el aula con otros alumnos que estén realizando el mismo curso.
Se puede acudir a clase todos los días o, para que puedan acudir personas que están trabajando, se comprimen todas las clases en viernes por la tarde y sábado por la mañana. De este modo, los gastos de estancia también son menores.
-De forma semipresencial: Se trata de un curso a distancia básicamente. Las clases se suelen dar en una plataforma online y el alumno estudia por su cuenta. Pero una vez a la semana o dos veces al mes, se acude para una tutoría. En ella el profesor resuelve las dudas que los alumnos puedan tener y recoge trabajos que se hayan encargado.
Los exámenes en esta modalidad también suelen ser presenciales, teniendo el alumno que desplazarse para realizarlos. Todos los gastos de viajes y desplazamiento son a cargo del alumons.
-De forma online: un curso totalmente a distancia en el que el alumno puede realizar todo desde su casa, desde recibir clases en la plataforma online hasta tener tutorías individuales con un profesor y plantearle todas las dudas que puedan surgir.
El examen podrá ser presencial o también online. En cualquier caso, este sería el único gasto extra que el alumno tendría a mayores de la matrícula.

Un autónomo ¿con necesidades de empresa?

Seguro que cualquier autónomo que lea esto ha tenido que escuchar alguna vez que es estupendo eso de ser el propio jefe. Generalmente, lo escucha de las mismas personas que cuando necesitan alguno de sus servicios lo piden alegremente, como un favor personal, sin pararse dos veces a pensar que es su profesión y que sus conocimientos y actuaciones tienen un precio.
Pero si ya es bastante molesto que los amigos y la gente de a pie no entiendan que un autónomo es un profesional al que le cuesta llegar a fin de mes quizás más que a otras personas, la guinda está cuando al intentar contratar un servicio lo consideran una empresa y le obligan a contratar cosas que no necesita en absoluto.
Un ejemplo son las compañías de teléfono que le explican que si es autónomo tienen ofertas muy buenas para él para a continuación intentar venderles una conexión de tantos megas que el número casi marea, sobre todo cuando ese profesional no trabaja en Internet ni con temas informáticos y solo tiene un ordenador de mesa normal y corriente y, en el mejor de los casos, un portátil.
Esos sistemas informáticos con los que trabajan no necesitan de conexión de alta velocidad pero en muchos casos contienen información vital para el autónomo, sobre todo si no trabaja con una gestoría. Las facturas, que en muchos casos son electrónicas y no tienen copia en papel, los datos de todos los clientes o proyectos que hay que presentarles son algunas de las cosas que se suelen guardar en un ordenador.
Y aquí volvemos al problema de origen, ¿qué sucede cuando se quieren contratar servicios de mantenimiento informático Rivas Vaciamadrid</strong> para poder estar seguro de que si algo falla en su ordenador será reparado rápidamente? Pues que nuevamente, en muchos sitios se le da trato de empresa y precios de empresa imposibles de pagar.
Pero ese autónomo solo necesita un soporte mínimo, unos servicios básicos como revisar el ordenador para asegurarse de que no hay virus, instalar los programas que se necesitan y realizar alguna reparación de vez en cuando. Por eso, es muy importante revisar bien las ofertas de los servicios de mantenimiento hasta encontrar una que realmente tenga en cuenta las necesidades de un autónomo.
Por suerte, cada vez más empresas comienzan a tener en cuenta a este tipo de trabajadores, los grandes olvidados en más de un terreno.

Puedes ser todo un experto en contabilidad

Tras estudiar un grado hoy en día es necesario ir un poco más allá y realizar estudios de Master relacionados con la titulación que se acaba de conseguir. Si antes un Master era algo que estaba al alcance tan solo de unos pocos privilegiados, hoy ya se trata de estudios muy habituales que realizan prácticamente todos los estudiantes.
El poder sacar adelante los estudios de Master online ha contribuido a bajar el precio, ya que no solo se reduce la matrícula al no gastar material el alumno, tampoco hay desplazamientos o estancias que pagar.
Uno de los Máster que más salidas tiene es el Master en contabilidad pensado para los que tienen titulación en Administración y Dirección de Empresas, Economía o Ciencias Empresariales, por ejemplo. Este Master hace que además de todo lo que se ha aprendido sobre contabilidad en la carrera, se amplíen los conocimientos y se consiga de este modo alcanzar la especialidad en la materia.
Una persona con esta titulación no solo se puede encargar de controlar la contabilidad y la fiscalidad de una gran empresa, también puede dirigir al equipo que lo hace alcanzando así los cargos más altos en este sector. También está preparado para trabajar para empresas que realizan auditorías independientes, una profesión con una gran demanda y que proporciona un salario excelente.
Por estos motivos, no solo realizan estos estudios las personas que acaban de completar su paso por la Universidad, también lo hacen aquellos que ya están trabajando pero tengan ambiciones de llegar mucho más alto. Quizás persona que ya han acabado su carrera hace años y precisan de una buena actualización de sus conocimientos en materia de contabilidad para poder postularse para cargos de alta dirección.
Tan importante es para las empresas contar con personal especializado en este terreno que suelen animar a su personal a realizar este tipo de estudios y los tienen muy en cuenta cuando tienen que contratar nuevo personal para cubrir puestos vacantes en la sección de contabilidad.
Es importante tener en cuenta que lo primero es conseguir entrar en la empresa, aunque sea en un puesto modesto. Realizando un buen trabajo y estando en posesión del máster es fácil promocionarse poco a poco hasta llegar a puestos de alta dirección una vez que se tenga no solo la titulación, sino también la experiencia necesaria para poder desarrollarlos de una forma eficiente.

El pescado, oro puro

El pescado es uno de los alimentos con más ventajas desde el punto de vista nutricional. Vamos a ver algunas de sus ventajas:
-Es un alimento rico en proteínas. En nutrición pescado y carne son las principales fuentes de proteínas junto con los huevos a no ser que la persona sea vegana. Las proteínas son básicas para el desarrollo de los músculos y para reparar y construir todas las estructuras del cuerpo.
-Es un alimento rico en grasas beneficiosas. El pescado tiene Omega 3 y otras grasas beneficiosas para el organismo. Muchas personas escuchan hablar de grasa y al momento rechazan el alimento pensando que les hará engordar. Pero no es el caso así como tampoco causará problemas de colesterol.
Las grasas del pescado, incluidas las grasas del pescado azul, son muy buenas para el organismo y ayudan a su equilibrio y buen funcionamiento.
-Es un alimento bajo en calorías. Ya hemos dicho que la grasa del pescado no es mala, pero además el pescado de por sí es bajo en calorías, por lo que no hay peligro alguno por consumirlo a diario. No solo no va a hacernos engordar sino que por el contrario ayudará en la dieta haciendo que el peso esté mucho más equilibrado.
Para que esto funcione es importante el modo en el que se cocina, ya que si se prepara frito y rebozado su valor energético aumenta mucho, pero no es a causa del pescado, sino de las harinas y de los aceites que se utilizan para cocinarlo.
Las mejores formas de consumir pescado son a la plancha, en guiso natural con poco aceite o cocido. En verano también se puede disfrutar de los pescados a la brasa que preparan en muchos establecimientos y que son absolutamente deliciosos. Incluso durante todo el año hay ciertos pescados, como el bacalao, que se preparan de este modo en restaurantes especializados.
-Se adapta a todos los presupuestos. Todas estas ventajas nutricionales no valdrían de mucho si el pescado tuviera el precio que tiene, por ejemplo, el marisco. Por suerte, hay pescados de mucha calidad a todos los precios. Desde las sardinas, bacalaos o boquerones hasta los besugos más caros.
El pescado de piscifactoría es otra opción económica para poder poner en la mesa determinadas especies que de otro modo solo se podrían consumir ocasionalmente y que además no serían fáciles de encontrar en plazas o supermercados.